Entorno

El Hotel Torrepalacio esta situado al lado de la Senda del Oso, ruta cicloturista por excelencia y uno de los mayores reclamos turísticos de la zona. Antigua vía ferroviaria que se utilizaba para transportar el carbón hasta diferentes regiones españolas. Con más de 40km. De recorrido tiene una bifurcación donde un ramal se dirige a Quirós y el otro dirección Teverga.


En Proaza también esta la Casa del Oso, museo, donde podrá disfrutar de un amplia exposición sobre el seguimiento de esta especie y de las actividades y proyectos que se llevan a cabo para la conservación, protección e investigación del Oso Pardo y su hábitat.


A poca distancia de la Casa del Oso, podemos contemplar a nuestras osas Tola y Paca y a su compañero Furaco, en el Cercado de los Osos, donde se encuentran en semilibertad.


De especial mención es el pueblo medieval de Bandujo, considerado ya como bien de interés cultural con la categoría de conjunto histórico. Es un ejemplo de aldea asturiana conservada a lo largo del tiempo con sus características fundamentales sin apenas alteraciones.


Como espacios protegidos próximos a Proaza cabe destacar el Pico Caldoveiro y la Sierra del Aramo, paisaje, flora y fauna son indescriptibles.


Otra ruta cuyo nivel de dificultad no es alto es de la Collada de Aciera, la cual parte del puente de Proaza dirección Villamejín por el antiguo Camín Real y vamos ascendiendo hasta llegar a Collada de Aciera donde disfrutaremos de un entorno nuevo por descubrir, para descender por tierras quirosanas hasta el embalse de Valdemurio, y a través de la Senda del Oso llagamos nuevamente al punto de partida.


Y por último no nos podemos olvidar de La Calzada Romana, vía de comunicación abierta por los romanos con fines militares en torno el año 139 A. C. en la época de los emperadores Augusto, Trajano y Adriano, que unía Sevilla con Gijón a través de lo que ahora se conoce como la "Vía de la Plata", casi por el mismo trazado de la actual N-630. Y que pasando por “Emerita Augusta”, (Mérida) y “Astúrica Augusta”, Astorga, atravesaba la comarca leonesa de Babia. A partir de este punto fue también conocida como “Vía Carisa” en honor al general romano Publio Carisio, impulsor del ultimo y mas difícil tramo para intentar la conquista de Asturias, “nunca conseguida”; ascendía por la Cordillera Cantábrica a través del Cordal de la Mesa en Somiedo; y pasando por el Puerto de Maravio en Teverga asciende nuevamente hasta el Alto Santiago de Proaza, por la ladera del Pico Caldoveiro, (espacio protegido); desciende ahora atravesando la “Pata la Mula”, “Veiga Acebos”, “Cantu la Flecha”, “Cruz de Linares”, todos ellos en territorio de Proaza, y en continuo descenso hasta las llanuras de la Asturias Central, cruza el concejo de Llanera para llegar a Gijón en la costa cantábrica.

 

 

 
Facebook Twitter Flickr Google+